Evangélicos de Argentina: “La iglesia no puede ser utilizada como recurso político para enfrentar a ciudadanos de una misma nación”

La Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (Aciera) se pronunció “ante la crítica situación que están atravesando varios países latinoamericanos, en especial Bolivia y Chile”.
“No podemos consentir la violación de las leyes, la ruptura de los pactos constitucionales,


la vulneración de los derechos civiles, el avasallamiento de las libertades individuales y la explotación de los más desprotegidos”, dice el texto, que invita a orar especialmente “por las iglesias y pastores de los pueblos hermanos”, para “que puedan ser pacificadores”.

evangelicos cuarentena

Recordemos que el domingo pasado, 10 de noviembre, fecha de la renuncia de Evo Morales, el líder opositor radicalizado, Luis Fernando Camacho, ingresó a la Casa de Gobierno de La Paz y entregó el modelo de carta de renuncia que pretendía que firmase el presidente boliviano. Camacho, acompañó con su iniciativa con un gesto polémico: se arrodilló en el interior del edificio, frente a una bandera y una Biblia que él mismo había llevado. No fue el único: otros dirigentes opositores, también blandieron el libro sagrado del cristianismo en varias ocasiones en medio de sus discursos.
Por eso es significativo el párrafo del documento de Aciera que dice: “Sostenemos la separación de la Iglesia y el Estado. La iglesia no fue llamada a interferir en políticas partidarias ni puede ser utilizada como recurso político para enfrentar a los ciudadanos de una misma nación. La iglesia del Señor es siempre un agente de paz y reconciliación en la sociedad, un organismo que tiende a la construcción de puentes, y que instrumenta a través del amor y el respeto por el otro, un fundamento para levantar los valores más profundos del ser humano, como son la vida, la libertad, la verdad y la justicia”.

 


Imprimir   Correo electrónico

Related Articles